ONCCA

MONITOREO y ESTUDIO DE CADENAS DE VALOR


El Área de Monitoreo y Estudio de Cadenas de Valor tiene como objetivo analizar, desde un punto de vista económico, el comportamiento de los complejos agroalimentarios sobre los cuales tiene injerencia la ONCCA.

La estrategia de trabajo consiste en analizar la situación de cada uno de dichos complejos, identificar sus problemáticas y elaborar informes de diagnóstico como así también propuestas de política, que sean de utilidad para el organismo y el sector agropecuario. Se utiliza el enfoque de cadenas de valor para obtener una mejor consideración de las articulaciones entre actividades y las necesidades de abastecimiento interno.

En este sentido, investigar cadenas de valor permite conocer la forma en que se vinculan cada una de las actividades a partir de los insumos demandados y/o de los bienes ofrecidos. Una ventaja de este análisis es que permite identificar los insumos específicos que se requieren para la producción en cada eslabón que comprende la cadena y percibir así posibles “cuellos de botella”, como observar las externalidades positivas que genera un sector hacia otro a través de la tracción de la demanda de bienes y servicios.

Cabe señalar que las cadenas de valor que se analizan se inscriben en el marco de un “complejo agroindustrial”, donde tanto los eslabonamientos aguas arriba y aguas abajo, como la prestación de servicios en torno a la actividad que nuclea la producción primaria son relevantes de analizar.  Se debe entender al complejo agroindustrial con una lógica dinámica y no estática, tomando en cuenta los cambios, tanto socio-institucionales como tecno-productivos, que modifican tanto el modo de producción como las relaciones entre los agentes. Asimismo, debe remarcarse que las cadenas de valor agroalimentarias no se encuentran circunscriptas al entorno nacional, sino que se articulan a nivel mundial.

Es por ello que el Área de Monitoreo y Estudio de Cadenas de Valor de la ONCCA pretende analizar las cadenas desde un punto de vista global, considerando los aspectos locales y aquellos del mercado mundial que pueden incidir sobre el sector agropecuario nacional.